La comarca de Los Vélez ‘Puerto Oriental de Andalucía' tienen tierras muy ricas y fértiles. Hace más de 18.000 años los primeros pobladores de la comarca se asentaron en los parajes del actual Parque Natural Sierra María- Los Vélez.

De esta fecha datan los primeros vestigios de civilizaciones prehistóricas que dejaron sus huellas en lugares como la Cueva de Ambrosio, con restos del hábitat del Paleolítico, y en las ricas pinturas rupestres de la comarca. De hecho, de los 79 yacimientos de pinturas rupestres que se localizan en Andalucía, 25 se ubican en la comarca almeriense de Los Vélez, todos declarados UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Son una de las muestras de arte rupestre más representativas de todo epaís

A ellos siguieron pueblos como los iberos, romanos, visigodos y musulmanes. Numerosas culturas se disputaron durante siglos este estratégico enclave. La posición estratégica de la comarca, al norte de la provincia y cerca de Granada y Murcia, ya fascinó a los romanos que hicieron construir la ‘Vía Agusta', que la cruzaba uniendo Cartago con Cástulo, una vía de comunicación que potenciaría el desarrollo económico de la zona.

De la ocupación romana se conserva el ‘Yacimiento de El Villar', en Chirive l , donde fue hallada una hermosa escultura de ‘Dionisos' datada en el s. II d.C., que se ha convertido en símbolo de la población.

Para los musulmanes, la comarca sirvió de fortaleza de defensa para frenar a los cristianos que querían penetrar en el Reino de Granada. De hecho, el castillo situado en Vélez Blanco se convertiría en una de las fortalezas más difíciles e inexpugnables de la época.

Tras la rendición pacífica de Vélez Blanco a los Reyes Católicos en 1488, en 1506 éstos nombrarían a Don Pedro Fajardo y Chacón marqués de Los Vélez, el cual comenzó la edificación del esbelto castillo que preside la población.

Vélez Rubio se incorporaría con posterioridad al Marquesado de Los Vélez, al igual que María y Chirivel, cuyos orígenes se remontan a un núcleo de casas de labranza del Señorío Velezano

Una pintura rupestre humana encontrada en la Cueva de los Letreros de Vélez Blanco es la seña de identidad y símbolo de Almería. Se trata del llamado ‘Indalo', bautizado en honor de San Indalecio, que fue el precursor del catolicismo en el sureste de la Penínula.

El ibérico ‘Indal eccius' signifca mensajero de los dioses. Tanto el referido ‘Indalo' como otra de las figures más características, conocida como ‘El Brujo' son notables ejemplos del tipismo artístico rupestre del levante español

Además tiene la Iglesia de Carmen, Convento de San Francisco, Palacio de las Damas Catequistas, mercadilla cada sabado desde año 1804, el Museo Comarcal Velezano Miguel Guirao, donde podrá disfrutar de una completa colección compuesta por varios miles de piezas inventariadas que comprenden una sucesión de materiales, desde las fases más primitivas de la Prehistoria, hasta objectos históricos contemporaneous de la cultura popular en su parte etnografica.

En Sierra María-Los Vélez el sistema de equipamientos de la Consejería de Medio Ambiente se complementa con los que ofrecen los Ayuntamientos de los municipios incluidos en el parque. Así tenemos el Museo del Esparto de Contador (Chirivel), el del Cereal y de la Almendra (María), el comarcal Miguel Guirao (Vélez-Rubio) o el Museo del Agua (Vélez Blanco) que se unen a los dos centros de visitantes, la red de senderos y miradores, dos áreas recreativas, un camping y una zona de acampada controlada que ponen a disposición del visitante la oportunidad de obtener información y disfrutar de una estancia enriquecedora y agradable.

Como complemento el parque cuenta con el jardín botánico Umbría de la Virgen que forma parte de la Red de Jardines Botánicos en Espacios Naturales, que además de constituir un equipamiento dedicado al estudio y conservación de nuestra flora, es un magnífico espacio para actividades de divulgación y de educación ambiental.

Este jardín realiza actuaciones de intercambio de experiencias con otros jardines botánicos del parque de Altmühltal. Aunque ambos parques pertenecen a regiones totalmente distintas, podemos descubrir ciertas coincidencias botánicas y ecológicas, lo que se refleja en una parcela cultivada que existe actualmente en el jardín.